Esencias Naturales: ¿Qué son y para qué sirven?

El aprecio que el ser humano ha tenido por el infinito mundo de los aromas y las fragancias no es algo contemporáneo. El sentido del olfato nos ha acompañado desde que existimos y los olores son uno de los elementos clave en la evolución de nuestra especie. Realmente, no solo de la nuestra, ya que el reino animal también tiene mucho que decir sobre este aspecto.

Por poner algunos ejemplos que seguro reconoceréis fácilmente, todos sabemos que los animales emplean el olor y usan su olfato para reconocer a otros seres vivos, relacionarse, cazar, huir… Podemos afirmar que su olfato se encuentra más desarrollado que otros sentidos, ya que dependen mucho de los olores y aromas que existen en la naturaleza.

Volviendo a los seres humanos, los olores también nos indicaban, por ejemplo, la localización de una presa y dónde se situaba para poder cazarla. Seguir su rastro y perseguirla era primordial, y entre uno de los factores más determinantes tenemos su olor.

Evidentemente, con el paso de las generaciones y la evolución de nuestras sociedades, los olores han ido determinando otro tipo de circunstancias. Por ejemplo, en la actualidad, un fuerte olor corporal es sinónimo de mala higiene. Pero ya no solo usamos los olores a “nivel humano”. Como parte decorativa, existen fragancias de olor agradable que usamos para crear un ambiente más agradable en casa, en la oficina, en las tiendas… Otro buen ejemplo serían las colonias y perfumes. Puede parecer algo de poca importancia, posiblemente porque lo tenemos muy interiorizado, pero el mundo de los olores es clave.

¿Cómo se ha ido moldeando el mundo de las fragancias?

En consonancia con lo que hemos hablado de las fragancias y olores decorativos, hemos ido creando estas imitando los olores que hay en la naturaleza y que nos evocan recuerdos concretos de nuestra niñez, etapas de nuestra vida o simplemente olores que nos gustan. Con la experimentación y desarrollo de estas fragancias se han ido creando olores nuevos, mezclando dos o más olores distintos y usando sustancias químicas que aumentan su duración o intensidad.

Sin embargo, el empleo de agentes químicos y otras sustancias que no son naturales pueden tener efectos negativos para las personas y su salud. Por eso en Esens Cosmetics trabajamos una línea de productos que emplea procesos e ingredientes naturales, en primer lugar para garantizar la salud de las personas que los usen, y en segundo lugar para respetar el medio ambiente. Ya hablamos largo y tendido sobre las tendencias cosméticas y el origen del movimiento ecologista el mes pasado en nuestro blog.

Los olores y fragancias se obtienen de una serie de esencias naturales que son las que hoy os queremos hablar. ¿Qué son las esencias naturales? Es una pregunta que muchos desconocen.

¿Qué son las esencias naturales?

Las esencias naturales se obtienen al mezclar los aceites esenciales que se encuentran en los vegetales (flores, hojas, frutas…). Se extraen de estos vegetales para luego tratarlos. Ya sabemos que los olores nos activan el sentido del olfato e incluso del tacto, gracias a aplicaciones y actividades como la aromaterapia (de la que ya hablaremos otro día). Estos aceites se pueden mezclar para obtener todo tipo de olores y aromas. Las esencias naturales también se conocen como esencias aromáticas. Y por supuesto se pueden mezclar con otras sustancias sintéticas.

Pero… ¿Esencia y esencia natural es lo mismo?

No, no lo es. Para comprender qué son las esencias naturales también explicamos la diferencia entre aceite esencial y esencia en nuestro blog. Si estos aceites se han obtenido por procedimientos distintos a la extracción por arrastre con vapor de agua, serían considerados como esencias a secas. Si además una esencia natural se mezcla con otros elementos sintéticos, el resultado tampoco sería natural.

Tipos y beneficios de las esencias naturales

Todo lo que os hemos comentado antes suena a mucha teoría, por eso ahora os queremos poner algunos ejemplos concretos que entenderéis perfectamente, con sus correspondientes beneficios, para que te quede claro qué son las esenciales naturales y para qué servirían.

Aceite esencial de Jazmín: Encontramos su origen en la India. Tiene propiedades curativas, antisépticas, analgésicas y expectorantes.

Esencia de Lavanda: Su origen se encuentra en el mediterráneo y entre sus beneficios encontramos que ayuda a tratar el insomnio y la depresión. Así como ayuda a eliminar los dolores de cabeza, problemas de acné y es especialmente beneficiosa en alergias y quemaduras.

Esencia de Menta: Esencia originaria de Europa. Se puede aplicar con masajes para mejorar indigestiones, neuralgias y flatulencias. Por sus propiedades refrescantes, en forma de vapor viene fenomenal para resfriados, problemas respiratorios y tos.

Aceite esencial de Canela: Originario de Sri Lanka, Sirve para aliviar el estrés y la fatiga mental. Ayuda a tratar síntomas de reuma y diversas infecciones.

Esencia del Té verde: Estimulante, refrescante, antiséptica y astringente. Si se emplea en masajes elimina cefaleas y dolores de menstruación y de orina.

Esencia de Rosas: Mejora la circulación sanguínea y la digestión si se aplica en masaje. Alivia el estreñimiento, ganas de vomitar, úlceras gástricas y dolores hepáticos.

Aceite esencial de Sándalo: Excelente para tratar acné, cistitis, infecciones de bacterias… además de ser buen sedante.

Esperamos que os haya quedado claro qué son las esencias naturales y hayáis aprendido algunos de sus beneficios más importantes. Las esencias naturales son muy buenas para las personas y recomendamos un buen uso de las mismas, a ser posible, de origen natural siempre.

Deja un comentario

Sign in


Categorias