banner

DESGLOSANDO ESENS

ESENS Cosmetics es una marca creada para reinventar el mundo de los cosméticos de una forma sostenible a través de la creación de productos de alta calidad, eficaces y de formulación intencionadamente simplificada.

Hoy, estamos aquí para contarte cómo comenzó la historia de ESENS y, sobre todo, qué hemos aprendido en el camino.

El porqué de Esens

La cosmética convencional nos hace creer que los ingredientes son beneficiosos para la piel, pero ¿por qué no hablan de sus efectos a largo plazo o de la naturaleza de sus ingredientes?

Justo al inicio del proyecto, nosotros nos formulamos además de ésta, otras preguntas que desencadenaron en la creación de Esens. Queríamos saber:

¿Cuál era el impacto real de los ingredientes cosméticos en la salud?

¿Y en el medio ambiente?

¿Cuántas sustancias sintéticas se aplicaban diariamente las mujeres en la piel sin saberlo?

¿Qué repercusión tenía en su organismo?

De estas inquietudes, compartidas entre dos de los fundadores de Esens (Jorge y Pau), llegamos a la conclusión de que el modelo productivo de la mayoría de empresas era irrespetuoso con el entorno y que el mundo de la cosmética necesitaba un cambio de concepto radical.

Así surge la necesidad de desarrollar productos con ingredientes que respeten el medio ambiente y cuya comercialización se ejerza de la forma más sostenible posible.

Nuestros orígenes

 Una historia de dos ciudades europeas: Basilea e Innsbruck

 

La idea de formar EsensCosmetics surgió de Jorge y Pau, mientras ambos se encontraban trabajando para el grupo Novartis / Sandoz en Suiza y Austria, respectivamente.

Cada uno de estos países, nos ha inculcado la base de toda nuestra filosofía: un nivel envidiable de concienciación por cuidar sus ciudades y su entorno.

Basilea, es una ciudad ubicada a orillas del Rin, en el noroeste de Suiza y capital de la industria de las ciencias de la vida.

Innsbruck, por su parte, es la capital del Tirol, en Austria. Una ciudad en el corazón de los Alpes y uno de los destinos predilectos para la práctica de casi cualquier deporte de invierno. Además, se disfruta de un panorama de naturaleza de alta montaña con paisajes increíbles, casi sacados de algún sueño, lo que te permite desconectar fácilmente del ambiente urbano ofreciendo una calidad de vida envidiable y  muy recomendable.

La familia crece

Tras un tiempo trabajando en este proyecto, entraron a formar parte de la familia Esens,  Carles y Juanmi.

Desde entonces, hemos trabajado codo con codo, con ilusión y perseverancia, para sortear todos los obstáculos intrínsecos al mundo del emprendimiento.

¿Quieres ponernos cara? Echa un vistazo a nuestro quiénes somos.

 

Los aprendizajes

Esens es, a día de hoy, un proyecto en el que invertimos todo nuestro cariño y esfuerzo. A cada paso, aprendemos nuevas cosas y estas son algunas de las que ya llevamos en nuestra mochila.

La excelencia se alcanza con el esfuerzo y la práctica

¿Conocéis la teoría que afirma que se requieren 10.000 horas de práctica para ser experto en algún tema?

En el equipo Esens, somos personas totalmente autodidactas y emprendedoras. Hace más de 2 años que llevamos leyendo interminables materiales, documentos y libros sobre:

 · Legislación

 · Formulación con ingredientes naturales

 · Artículos científicos donde se demuestra la eficacia de los ingredientes naturales y sus beneficios potenciales.

Paralelamente, hemos estado preparando nuestras instalaciones y toda la documentación requerida para seguir las buenas prácticas de fabricación (requisito indispensable para poder formar una empresa de fabricación y distribución de cosméticos).

 Puesto que el tema de “las buenas prácticas de fabricación” o, en inglés, GMP (Good Manufacturing Procedures) da para una entrada en el blog por sí mismo, lo dejaremos para otro post. De hecho, tenemos el lujo de tener en el equipo a todo un experto en esta materia como es nuestro químico y responsable de laboratorio Pau. 

Algunos de nosotros hemos estado durante dos años compaginando simultáneamente estas tareas con otros trabajos, sacando tiempo por las tardes, o invirtiendo nuestro tiempo de ocio.

Sin embargo, todo este esfuerzo ha valido la pena al ver cómo el proyecto ha ido cogiendo forma y recibir el apoyo de toda la gente de nuestro alrededor.

El apoyo incondicional en el equipo

Nunca nos importó lanzarnos a realizar un proyecto en el que sabíamos de la dificultad y de los miles de problemas que se nos iban a plantear durante el camino.

Siempre hemos tenido la confianza necesaria en nosotros mismos para plantarle cara a cada problema que se nos ha presentado en el camino. Gran parte de esta confianza está fundamentada sobre los pilares de la amistad, el apoyo y el afecto mutuo que compartimos los miembros del equipo.

Cuando ha habido críticas han sido constructivas y, si han surgido errores, todos hemos remado en la misma dirección para sortear las dificultades y seguir avanzando con paso firme y decidido.

No os vamos a mentir, por supuesto que hemos tenido nuestros roces y discusiones, sobre todo en épocas de estrés donde se trabaja a contrarreloj, pero os podemos asegurar que todo se ha solucionado desde el entendimiento y el respeto a la persona que tienes a tu lado.

Ponte siempre en el lugar del otro

Aquí esta una de las claves para mantener al equipo unido. Todos tenemos nuestra vida personal y con ello, nuestros problemas en el día a día, fuera y dentro del trabajo. Problemas que, por supuesto, afectan a la persona y al equipo y que en muchas ocasiones son difíciles de compartir.

Alguien podría pensar que el hecho de conocernos durante años puede suponer cierta ventaja a la hora de afrontar los problemas. Esto ha sido cierto sólo cuando los componentes del equipo hemos aprendido a reunir el valor suficiente para hablar abiertamente de ciertas situaciones antes de quedarse las cosas para uno mismo.

El dinero no es lo más importante

El dinero se define como el principal problema a la hora de llevar a cabo un proyecto de empresa y en múltiples ocasiones, se erige como el factor más conflictivo entre los socios de un proyecto común. En nuestro caso, ESENS es un proyecto que ha salido a la luz con la mínima inversión de dinero posible.

No sería lógico hablar de cuánto dinero hemos invertido cada socio, sin hablar previamente de cuánta ilusión, motivación y sacrificio hemos depositado. Es cierto que el dinero es un factor externo de gran ayuda para potenciar y canalizar el emprendimiento, por supuesto. No os imagináis las veces que hemos pensado que con dinero lo hubiésemos tenido hecho hace 5 años.

Ahora bien, es igualmente cierto que, a toro pasado, podemos decir que ha sido una experiencia de aprendizaje increíble a la altura del mejor MBA.

En su momento, nosotros decidimos aportar los ahorros que cada uno tenía para empezar el proyecto (siempre a partes iguales). No obstante, queremos remarcar que nuestra principal divisa ha sido y es la colaboración, el apoyo de amigos y familiares, el autoaprendizaje y la proactividad.

Es tanta la gente que nos ha ayudado a lo largo del camino recorrido hasta la fecha que sería complicado acordarse de todos esos esfuerzos desinteresados.

Sin embargo sí vemos necesario el mencionar a dos fuerzas dinamizadoras de este bonito proyecto como son la empresa Concepte i Forma (empresa de diseño de nuestro socio Carles) y un gran amigo, Pablo Tribaldos (profesional como la copa de un pino, como ingeniero informático). Gente que, además de su gran profesionalidad, no conoce un “no” por respuesta y siempre están predispuestos a echar un cable allí donde haga falta.

Construye algo tuyo, estés donde estés

Lanzarse a empujar iniciativas que nos importan. Arriesgar muchas de las cosas que daban a nuestra vida un equilibrio social y económico, con la meta de NO seguir las órdenes o las metas de terceros sino las de uno mismo.

La vida suele colarse entre las rendijas de esos objetivos impuestos por otros. De no habernos arriesgado, hoy en día seguiríamos preguntándonos qué hubiese pasado si hubiésemos hecho esto o aquello. Probablemente seguiríamos sumidos entre miles de pensamientos de reproche.

Conocemos los riesgos que tenemos de fracasar perfectamente, pero sabemos que, si por alguna razón esto no sigue, estaremos mucho más preparados para cualquier otro reto o situación de la vida, porque lo que nos define en la vida es saber cómo hay levantarse después de cada caída.

Y para acabar este artículo, queremos dejar un mensaje de ánimo a la gente que nos lea y se encuentre en esta etapa del camino…

Os decimos: “No tiréis la toalla”. Sabemos que es muy complejo y muy difícil, pero con esfuerzo, perseverancia y práctica uno llega a donde se proponga.

 


green jade facial serum

¡ GRACIAS POR VISITARNOS !

Deja un comentario

Sign in


Categorias